¡Hola familias! Para hablar con los peques en inglés no hace falta esperar a que ellos hablen, o a que entiendan la lengua materna, o a que empiecen ellos a utilizarlo en el cole. Si sabemos alguna cosita de inglés, podemos ir metiéndolo en alguna de las rutinas diarias de manera sencilla y sobre todo natural.

Hay muchas formas de jugar con las rutinas en inglés. Sabéis que este blog está dedicado en especial a los papás y mamás que no habéis empezado con una crianza bilingüe pero que sí que queréis contribuir a que vuestros peques hablen mejor inglés en el día a día. Para vosotros aquí una idea bien sencillita: desayunos en inglés.

¿Cómo?

Escogemos una rutina del día y la hacemos en inglés con ellos. Hoy os presentamos el momento del desayuno.

Escogemos de qué forma lo vamos a hacer. Hay muchas posibilidades pero os propongo tan sólo un par de ellas:

  1. Tenemos una lámina (al final del post la podéis descargar) con el vocabulario de los utensilios y los alimentos del desayuno y los vamos nombrando y señalando cuando toque.
  2. Además introducimos alguna estructura del estilo:
    • This is… (esto es…)
    • I want… (quiero…)
    • I’m hungry! (¡tengo hambre!)
    • I’m thirsty! (¡tengo sed!)
    • I’m full (estoy lleno/a)
    • I like (me gusta…)
    • It’s yummy (¡está muy rico!)
    • It’s tasty! (¡qué sabroso!)
    • I don’t like it (no me gusta)
    • Would you like some more? (¿quieres un poco más?)
    • Yes, please (sí por favor)
    • No, thank you (no gracias)
    • Enjoy! (¡Que aproveche!)

Miedos

  1. Mi peque tiene menos de 2 años ¿le voy a confundir?
    En absoluto! No te preocupes papá/mamá que no se confunden. Nos confundiremos nosotros una y mil veces, pero ellos y ellas no. Rápidamente comprenden que hay un código diferente en un tiempo concreto, igual que lo comprenden cuando viene de uno de los adultos de referencia.
  2. Mi peque tiene más de 2-3 años. ¿me va a rechazar?
    Es poco probable, aún es chiquitín y “compra” lo que le vendas. Además vamos a presentarlo como un juego, que es lo que es, y por supuesto el uso del español lo limitas tú, con lo que no tiene por qué ser una actividad que de pronto entra al 100% en inglés.
  3. Mi nivel de inglés es bajo, ¿y si pronuncio mal?
    Tu peor inglés es un regalo para el peque. No te preocupes tanto por la pronunciación y la gramática. No eres el profesor/a. Simplemente diviértete, juega con el vocabulario y las estructuras. Disfruta. Ayuda a que el enano/a se divierta en inglés y del resto ya se ocupa la TV (en inglés) y el/la profe del cole/escuela de idiomas/academias/etc.

 

Y nada más, ya véis, sencillito y concreto. Os he preparado una lámina para empezar con estos desayunos divertidos en inglés. Esperamos vuestros comentarios.

Un fuerte abrazo y ¡a seguir navegando en inglés por casa con los peques!