Hola familias, ¿qué tal estáis?

hoy un post algo personal, que solo tiene la intención de servir para animaros y motivaros a fomentar el aprendizaje y desarrollo de vuestros peques, además de desmitificar la idea de que “los volcanes” son para mayores y más aún en inglés. Sigue leyendo y verás por qué. 😉

Las personas que leéis estos posts estáis muy concienciadas de la importancia de la lengua inglesa en la vida en general y en el desarrollo de los peques en particular. Sois familias que queréis ir un poquito más allá. Que el inglés no se vea solo en las academias y en los colegios, sino que sea un aprendizaje que se impulse en el hogar. Algunos estaréis llevando adelante la locura del bilingüismo en casa (bendita locura, ¿verdad?) Y otros, aunque quizá os hubiera gustado esta opción, o bien habéis llegado tarde, o bien habéis optado por apoyar desde casa y reforzar ese aprendizaje de otra manera. Sea cual sea vuestra situación, para vosotros es mi web, para acompañaros, asistiros, animaros y ayudaros siempre. Nuestro objetivo está claro: cuanto más inglés se hable en casa, mejor.

  • Facebook
  • Twitter
  • Gmail
  • LinkedIn

Siempre os digo, “televisión en inglés, familias”. Esa es una gran escuela. Mi peque de 3 habla inglés estupendamente, y su pronunciación no es la mía (afortunadamente, jeje) porque ella la coge de los dibus que ve. Y nos hace gracia a menudo ver cómo funciona esa cabecita que está ya en disposición de aprender todo y de todos. ¡Tenemos que aprovecharlo!

De peques, nosotros no tuvimos esta suerte que tienen nuestros hijos e hijas ahora. Yo no sé en vuestro caso, pero en el mío, los profesores de inglés que tuve no contribuyeron ni a mi aprendizaje, ni a la confianza, ni por supuesto a que cogiera gusto alguno por el idioma. El inglés de antes y la época en la que estábamos, hacía que quienes aprendieron algo, fuera esencialmente, gramática y traducción. Pero para la vida real, para comprender, para viajar, para comunicarnos… nada. Al menos, esa ha sido siempre mi experiencia con el idioma hasta que me busqué un poco la vida. He tenido grandes profesores y profesoras inspiradores a lo largo de mi vida, pero desafortunadamente ninguno era de inglés (al menos hasta la universidad, donde empezó a cambiar todo). Sin embargo, ahora no solo el inglés en el cole ha cambiado una barbaridad, sino que también tenemos la posibilidad de poner los dibujos en inglés y de utilizar herramientas como esta web para acompañar en casa 🙂 Somos todos muy afortunados, la verdad, y los peques se lo van a “llevar puesto”.

Así que simplemente quiero animaros, deciros que es genial que estéis leyendo esto porque significa ¡tantas cosas buenas! Vuestros peques tienen mucha suerte de que os impliquéis como lo hacéis y por eso seguiré elaborando recursos y materiales para haceros “la navegación” un poquito más fácil. Nos encanta recibir vuestros comentarios para saber si los recursos son útiles o si necesitáis algo diferente, así que os animamos a participar y a contruir esta web con nosotros, que al final es para vosotros y todos los papis que quieren reforzar el inglés en casa. Así que animaros a comentar los posts aunque sólo sea con un “LOL” (laugh out loud) 😀

En cuanto al inglés que utilizáis con los peques, hay una cosa que tenemos que tener todos muy clara: hay que dejarlo fluir. Salga lo que salga en casa, hay que explorarlo. Si nos preguntan como se dice en inglés algo que no conocemos, se va al diccionario. Y si podemos luego tirar de ese “hilo de interés”, mejor que mejor. Os pongo un ejemplo práctico.

En algún momento de esos en que nos sentamos todos a leer cuentos juntos, estábamos viendo “Solar System” de Jill Mc Donald (os recuerdo que el post

  • Facebook
  • Twitter
  • Gmail
  • LinkedIn
de la semana pasada os recomentada un listado de cuentos muy chulos para tener en casa y entre ellos os hablaba de esta serie de Jill McDonald, que nos parece maravillosa, para descubrir el mundo al rededor y que a los niños desde un añito les encanta. Podéis verlo pinchando aquí). La cosa es que en una de las páginas nos cuenta que Marte tiene volcanes gigantes, y asi como en veces anteriores ese dato no le había llamado la atención, esta vez sí. “¿Qué es un volcan?” Y a partir de ahí todos los días. “¿Marte tiene volcanes?”, “¿los volcanes echan fuego?”, “¿aquí hay volcanes?” “Cuando se vaya el corona-de-virus yo quiero ir a ver un volcán”, etc, etc. Ya sabéis lo inquisitivos y curiosos que llegan a ser, así que en casa hemos hecho de todo sobre los volcanes: plastilina, dibujos, témperas, una maqueta de un volcán… Por supuesto, todo en inglés. Empezamos con cuatro cositas de vocabulario y de ahí hacia arriba todo. Como siempre, en función de lo cómodo/a que te sientas con el idioma, hablas más o hablas menos, pero que se llevan de regalo volcane, lava, crater, chimney, planet, Mars, smoke, there are many volcanoes, etc.

Y así, como este ejemplo, con todo en la vida. De la misma manera que nunca en español les diríais “uy, un volcán es un concepto muy complejo para que tú lo entiendas con 3 añitos, mejor lo dejamos para cuando tengas 6”, pues en inglés tal cual. No se deben frenar aprendizajes por “nuestras limitaciones” que nos hacen ver dificultad donde solo hay curiosidad natural para aprender.

Por la misma razón insistía tanto en que desde la cuna les debemos hablar y leer cuentos en inglés (como en español), porque nunca es demasiado pronto. Os recomiento ese post si tenéis recien nacidos en casa. Podéis verlo aquí. Nosotros como papás y mamás, nunca dejaríamos de cantarles en el baño con 4 meses o de decirles “mira el patito de goma”, “mira las burbujitas”,  “¡Uy! Si tenemos cinco deditos, mira uno, dos, tres, cuatro y cinco”. Pues de la misma forma, en inglés. Si lo introducimos de forma natural, fluye de forma natural; y rozaremos la adquisición natural del lenguaje que siempre es mucho más eficaz que el aprendizaje del mismo. 😉

Así que mucho ánimo en esta navegación que estáis llevano a cabo que de verdad, es el mejor regalo que podéis dejarles.

Un fortísimo abrazo y ya sabéis, a seguir navegando en inglés por casa.